Ya has tomado la decisión: te vas de escapada rural.

Todo listo para limpiar tus pulmones, hacer un stop en tu frenético día a día y relajarte como nunca en un entorno rural que recargue tus pilas desde el minuto uno.

Llega el momento de prepararse y te pones a hacer la maleta.

En esos instantes de emoción y ganas por lo que va a suceder es perfectamente normal que se te olviden algunas cosas y luego, en tu destino rural, las eches de menos.

Queremos ayudarte a evitarlo, y por eso desde El Clos te vamos a dar 5 consejos de cara a hacer la maleta para tu próxima escapada rural.

¡Arrancamos!

Consejo #0: hazte una lista

Conesa el Clos paisatge

Si eres de listas, ya sabes de lo que hablamos. Si no, ¡qué bien sienta tachar cosas de una!

Aquí, más allá que para hacernos sentir bien, es para organizarnos y no dejarnos nada.

Antes de empezar a hacerte la maleta párate, siéntate, piensa en adónde y cuándo vas a irte y dedica unos minutos a recapacitar sobre todo lo que puedas necesitar.

Escríbetelo en una lista, sea lo obvio que sea, y no pierdas de vista el boli para ir tachando conforme lo vayas metiendo en tu maleta.

Te parecerá una tontería, pero ¿nunca se te ha olvidado algo en casa cuando te has ido de viaje? Con las listas ese problema desaparece.

Consejo #1: ¿Adónde y cuándo te vas?

El turismo rural en España da muchísimo de sí.

Hay destinos que comparten una zona rural magnífica con unas playas de vértigo.

Otros están en mitad de un valle, entre montañas, y el aire que hace en invierno puede llegar a sorprenderte.

En otros hay un río en el que poder bañarte en cualquier momento del año por las características geográficas de la zona.

Analiza tu destino, piensa en cómo lo vas a exprimir y no te olvides de la época en la que vas a ir.

Si es en verano seguramente quieras llevarte el bañador o ropa corta y ligera, evidentemente. O todo lo contrario en invierno.

Pero… ¿en el mes de marzo hace sol? ¿En octubre hace clima para ir en manga corta? ¿En diciembre están disponibles las actividades en el lago?

Infórmate bien del lugar al que vas, de qué planes hay disponibles para hacer y cuando lo tengas claro, a rellenar la lista.

Consejo #2: Busca la comodidad

Las escapadas rurales suelen caracterizarse por los senderos en mitad de la naturaleza, las rutas enoturísticas, los deportes de aventura o el turismo rural por pueblos llenos de encanto.

Para todos esos casos te aconsejamos la máxima comodidad, y no solo en el calzado.

Cómo preparar la maleta para una escapada rural

Mete ropa cómoda en tu maleta y libérate de la presión de vestir bien durante el día a día en el trabajo, si es tu caso.

Son tus días libres, tus vacaciones: tú pones las reglas, y sentirte cómodo en todo momento debería ser una de ellas.

Consejo #3: Déjate en casa los porsiacasos

Este es otro clásico de los viajes: “va, me voy a coger esto, por si acaso”.

Error: si nos dejamos llevar por los porsiacasos acabaremos llenando nuestra maleta de cosas que en un 99,99% de las veces no utilizaremos.

Olvídate de ellas y deja hueco en tu maleta para otras cosas.

El turismo rural es muy agradecido en cuanto a llevarte a casa productos de km 0 de la región, por ejemplo; ¿vas a dejártelos por haberte traído doce porsiacasos que no has estado ni tan siquiera cerca de utilizar?

Si crees que un porsiacaso es muy necesario, seguramente se encuentre disponible en el destino rural al que vayas. Si te surge la necesidad solo tendrás que comprarlo… ¡solo si surge la necesidad!

Consejo #4: En la montaña hace más frío del que parece: estate preparado

En los destinos de montaña, aunque estemos en verano, por la noche puede refrescar. Si estamos en una zona cercana al mar, además, habrá humedad y el frío calará más.

No te dejes llevar por el hecho de que tu escapada rural sea en verano. Aunque así sea, permítete un par de porsiacasos relacionados con la ropa de abrigo, pues casi seguro que les vas a dar uso.

Lo agradecerás.

conesa casa rural

Consejo #5: Estudia tu alojamiento y actúa en consecuencia

Nos despedimos recomendándote que si el alojamiento cuenta con una web bien detallada, le eches un vistazo a sus servicios.

Por ejemplo, si vas a una casa rural, ¿hay toallas? ¿Cuántas? ¿Y piscina? ¿Y champú y geles? ¿Secador?

Infórmate escribiendo un correo o llamando por teléfono si en la web no sale esa información para ir para allá con lo justo y necesario.

Nos despedimos por ahora, recordándote que si todavía no tienes el destino rural para tu próxima escapada elegido, no pierdas detalle de las casas rurales en Tarragona de El Clos.

Te sorprenderemos, tanto por las casas como por dónde nos encontramos, en plena Conca de Barberà.

¡Te esperamos!